La temperatura normal de un perro es de 38-39 grados. Los síntomas incluyen nariz seca, pérdida de apetito y temblores. Es importante que prestes atención a su comportamiento para identificar posibles problemas de salud.

Te explico paso a paso para conocer si tu perro tiene fiebre sin utilizar un termómetro.

Pasos para detectar fiebre en los perros sin usar termómetro

1. Evaluar temperatura corporal del perro

– La temperatura normal de un perro adulto sano se sitúa entre 38 y 39 grados centígrados

– Los cachorros suelen tener una temperatura corporal ligeramente más baja, alrededor de 34-36 grados

Palpa las patas y las orejas de tu perro

Una de las formas más simples de detectar la fiebre es sentir sus orejas y patas. En condiciones normales, estas áreas deben estar a una temperatura ligeramente más alta que la de un humano. Si notas que están notablemente calientes al tacto, podría ser un signo de fiebre.

Puedes comparar la temperatura de estas partes con la de tus mejillas o la parte posterior de tus manos para tener una referencia.

  • ¿Por qué se calientan las orejas y patas de un perro con fiebre? Esto se debe a la cantidad de vasos sanguíneos presentes en estas zonas. Cuando un perro tiene fiebre, hay una migración de células inmunitarias desde la sangre hacia las áreas donde se está produciendo la batalla contra la infección. Esto aumenta la circulación sanguínea y, por ende, el calor en los vasos sanguíneos de las orejas y patas.
  • Es importante tener en cuenta que la temperatura de las orejas debe ser uniforme entre el lado izquierdo y el derecho. Si notas una diferencia significativa, podría indicar una infección localizada en el oído.
Como saber si un perro tiene fiebre sin termometro

Analiza la nariz

  • Si notas que la nariz está caliente al tacto y cubierta con una secreción nasal verdosa o amarillenta, podría indicar fiebre e infección. Esto es un signo de infección respiratoria, como la tos de las perreras o el distemper (moquillo canino).
  • Es importante recordar que las narices de los perros pueden variar en temperatura y humedad. No siempre están frías y húmedas, como se suele pensar. Varios factores, como la exposición al sol, la cercanía a fuentes de calor, el ejercicio o la deshidratación, pueden causar una nariz seca y caliente en un perro sano.
Observa el comportamiento y los hábitos recientes de tu perro para determinar si la condición de su nariz es motivo de preocupación

Revisa el área de las axilas e ingles de tu perro

Estas zonas suelen estar hinchadas y calientes cuando el perro tiene una infección y fiebre. Para verificarlo, usa la parte posterior de tus manos a temperatura ambiente (ni frías ni calientes) como referencia. Si sientes un aumento de calor, podría ser un signo de que el sistema inmunológico está luchando contra una infección.

  • Los ganglios linfáticos son centros de defensa del cuerpo, llenos de células inmunitarias que combaten las bacterias y virus. Cuando se produce una infección, estos ganglios se inflaman y calientan debido a la respuesta inmunológica.
  • Dado que las áreas de las axilas y la ingle tienen poca cobertura de pelo, es más fácil detectar cambios de temperatura.
perro y chica

Examina las encías

Las encías de tu perro pueden ser buenos indicadores. Si están calientes y secas al tacto, podría ser un signo de fiebre. Además, presta atención si están más rojas de lo normal, especialmente si son de un color rojo ladrillo, ya que esto podría indicar fiebre alta o incluso septicemia.

  • En condiciones normales, las encías de un perro deben estar húmedas, brillantes y de un color rosa similar al de las nuestras. Al levantar el labio detrás del diente superior y tocar la encía, observa si la temperatura, el color y la humedad son similares a los nuestros.

Detecta signos de temperatura baja en tu perro

Los perros enfermos o en estado de shock pueden presentar una temperatura corporal baja. Además de extremidades frías, podrían temblar o mostrar piel de gallina. Una temperatura peligrosamente baja estará débil y podría desmayarse. En tales casos, busca atención veterinaria inmediata.

Es importante tener en cuenta que no todos los perros que tiemblan están fríos. Esto podría ser una respuesta al estrés, ansiedad o dolor.

2. Valora el aspecto de tu perro

Otros signos a tener en cuenta

  • Falta de apetito.
  • Diarrea.
  • Duerme mucho.
  • Debilidad y malestar general.
  • Vómitos.
  • Apatía e inactividad.
  • Alejamiento de otros perros.
perro bulldog

Analiza el aspecto y conducta de tu perro

Cuando tu perro tiene una fiebre significativa, podrás notar algunos signos visibles que indican su malestar. A menudo, podrás sentir el calor que emite su cuerpo a distancia.

  • Observa si jadea mucho, especialmente durante períodos prolongados, y si su respiración se siente caliente al contacto con tus mejillas.
  • Es posible que también beba más agua de lo normal debido a la pérdida de líquidos por el jadeo.
  • La fiebre puede causar dolor en las articulaciones, lo que se manifiesta como una reticencia al ejercicio, rigidez al levantarse y andar, o incluso cojera.
  • Tu perro puede estar retraído, tranquilo y aletargado, y podría mostrar irritabilidad al ser tocado.
  • Además, es menos probable que se acicale, y su pelaje podría lucir descuidado u opaco y seco.

3. Comprender la fiebre en los perros

Entiende la fiebre en los perros. Una respuesta inmunológica normal

Es importante entender que la fiebre es una respuesta inmunológica normal en la mayoría de los casos. Generalmente indica que el cuerpo está luchando contra una infección o está pasando por un proceso de restauración.

  • En situaciones donde hay presencia de infecciones bacterianas, especialmente con bacterias gram negativas, la fiebre puede indicar una condición más seria. Estas bacterias liberan toxinas que pueden desencadenar una fiebre severa con una temperatura muy alta, lo que puede resultar dañinos en órganos sensibles como los testículos y el cerebro.

Infórmate de un veterinario

Siempre consulta al veterinario ante cualquier duda sobre la salud de tu perro. Si los síntomas persisten por más de 24 horas, busca atención médica. Te puede recetar medicamentos antipiréticos para reducir la fiebre rápidamente.

Otras enfermedades físicas relacionadas con la fiebre

Si la fiebre está vinculada con otra condición más seria, es probable que observes una serie de síntomas distintos. Por ejemplo:

  • Una infección respiratoria podría manifestarse con tos, estornudos, secreción nasal excesiva u ojos llorosos, alterando su comportamiento y patrones de sueño.
  • La infección gastrointestinal podría causar falta de apetito, vómitos o diarrea, con posible presencia de sangre en la orina o las heces.
  • Ante cualquier síntoma anormal, es crucial consultar al veterinario de inmediato, ya que podría tratarse de una infección grave. La fiebre es solo uno de los muchos síntomas que pueden requerir tratamiento urgente.

Cómo bajar la fiebre de un perro de forma natural

  • Aplicar compresas frescas en zonas como las ingles y la frente.
  • Ofrecer agua en pequeñas cantidades.
  • Mantener al perro en un lugar fresco y confortable.

Cuándo acudir al veterinario

Ante una fiebre muy alta, es vital tomar medidas de emergencia para garantizar su bienestar. La temperatura del animal es un indicativo clave para determinar cuándo es urgente la atención veterinaria.

perro veterinario

Medidas de emergencia si un perro tiene fiebre muy alta

  • Valorar la temperatura corporal del perro.
  • Consultar con un veterinario de inmediato si la fiebre supera los 41 grados.
  • Evitar envolver al perro en mantas que podrían aumentar aún más su temperatura.

Temperatura del animal y cuándo acudir de forma urgente

  • Una temperatura de 41 grados o más requiere atención veterinaria urgente.
  • Observar signos como letargo, dificultad para respirar o convulsiones que indiquen una situación crítica.
  • No demorar la consulta profesional si el perro muestra síntomas alarmantes.

Consejos finales

  • Mantiene al perro bien hidratado durante todo el proceso de fiebre.
  • Evita la automedicación y consultar siempre con un veterinario cualificado.
  • Sigue las indicaciones del profesional para una pronta recuperación de la mascota.

¡Espero que este articulo te ayude y te guie!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Descubre más desde VidaPerro

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *