La ansiedad por separación en perros puede manifestarse a través de comportamientos inadecuados como destrozos, vocalizaciones excesivas y micciones inapropiadas. Para tratarla, se pueden implementar cambios en el entorno del perro, utilizar feromonas y usar tratamientos farmacológicos.

perros con ansiedad por separación

Es recomendable evitar despedidas prolongadas y manejar tranquilamente el reencuentro con el dueño. A continuación, exploraremos los síntomas, tratamientos y consejos para prevenir y manejar la ansiedad por separación en mascotas.

Síntomas de la ansiedad por separación en perros

Comportamiento destructivo

Uno de los síntomas es el comportamiento destructivo. Cuando se quedan solos, pueden comenzar a destrozar objetos de la casa, como muebles, zapatos o almohadas. Esto se debe a la ansiedad y frustración que sienten al estar separados de sus dueños.

Es importante tener en cuenta que este comportamiento no está relacionado con el aburrimiento o la falta de entrenamiento. Es específico de la ansiedad por separación y ocurre principalmente en ausencia de las personas que el perro considera como su figura de apego.

¿Cuánto dura la ansiedad por separación en perros?

La duración del adiestramiento para superar el problema por separación puede variar significativamente. Algunas razas pueden mostrar mejoras notables en un período de dos semanas, mientras que otros pueden requerir un tiempo más prolongado, como de seis a ocho semanas o incluso más.

Es fundamental tener expectativas realistas y ser pacientes durante el proceso de adiestramiento. La consistencia en la aplicación de las técnicas de entrenamiento, así como la adaptación a las necesidades específicas del perro, son elementos clave para el éxito a largo plazo. Además, la atención profesional puede ser beneficiosa para obtener orientación personalizada y asesoramiento adecuado para la situación única de cada perro.

Vocalizaciones excesivas

Otro síntoma común son las vocalizaciones excesivas. Estos sonidos incluyen ladridos, aullidos o gemidos y ocurren cuando el perro se siente solo o ansioso por la separación. Pueden comenzar poco después de que el dueño se vaya y continuar durante un buen rato.

Las vocalizaciones excesivas son una forma de comunicación y pueden ser un signo de malestar emocional. También pueden afectar la convivencia con los vecinos.

perros con ansiedad por separación

Pautas y tratamientos para la ansiedad por separación en perros

Modificación del entorno y rutinas relajantes con juguetes

Una forma efectiva de abordar la ansiedad por separación es realizar modificaciones en su entorno y establecer rutinas relajantes. Esto incluye proporcionar un espacio seguro y cómodo para el perro, con juguetes y objetos que puedan distraerlo durante la ausencia del dueño. Asimismo, tratar de establecer rutinas diarias de ejercicio físico y mental ayudará a reducir la ansiedad y mantener al perro más calmado y tranquilo.

Uso de feromonas y tratamientos farmacológicos

Para complementar la modificación del entorno, pueden utilizarse feromonas sintéticas que imitan las que los perros liberan de forma natural para sentirse seguros y tranquilos. Estas feromonas se presentan en difusores o sprays y pueden colocarse en áreas específicas de la casa donde el perro pasa más tiempo.

En algunos casos, el tratamiento farmacológico puede ser necesario para controlar la ansiedad. Un veterinario tendrá que evaluar la situación y prescribir medicamentos específicos que ayuden a reducir la ansiedad y los comportamientos violentos.

Es importante recordar que todos los tratamientos mencionados deben ser implementados siempre bajo la supervisión y orientación de un profesional, como un veterinario o etólogo, para asegurar su eficacia y seguridad.

perros con ansiedad por separación

Consejos y trucos para prevenir y manejar la ansiedad por separación

Evitar despedidas prolongadas

Para prevenir la ansiedad por separación, es importante evitar despedidas largas y dramáticas. Si prolongamos demasiado las despedidas, el perro puede interpretarlas como un momento de separación traumático. En su lugar, debemos mostrar calma y actuar de manera natural al salir de casa.

Otra recomendación es no hacer mucho ruido al salir, como llaves o bolsos, ya que esto puede generar ansiedad en el perro. Ser discreto al marcharnos puede ayudar al animal a que se sienta más tranquilo y seguro durante nuestra ausencia.

Reencuentro tranquilo y manejo de la ausencia del dueño

El reencuentro con nuestro perro después de una ausencia debe ser tranquilo. En lugar de un recibimiento demasiado efusivo, es preferible mantener la calma y darle espacio al perro para que se relaje gradualmente. Evitar estimularlo en exceso al regresar a casa puede ayudar a reducir la ansiedad que siente durante la separación.

Es importante establecer una rutina de ejercicio adecuada, de manera que esté cansado y más relajado cuando nos ausentemos. El ejercicio es fundamental para liberar el estrés acumulado y promover un estado de calma.

Además, podemos utilizar juguetes interactivos o rompecabezas alimenticios para distraer al perro durante nuestra ausencia. Estos juguetes estimulan su mente y lo mantienen ocupado, lo que puede reducir su nivel de ansiedad.

¡Espero que este artículo te ayude y te guie!

VidaPerro

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *